El papel del Individuo

Si lo pensamos bien, somos como hojas de un árbol conformando la silueta de su copa. Cada uno existe por sí mismo y puede ser hermoso, pero lo realmente importante es lo que creamos juntos, en este caso la sociedad global, a su vez formada por sociedades y comunidades más pequeñas según bajamos de escalafón hasta llegar al individuo. El individuo es muy importante, lo más importante, pero no más que otro individuo puesto que cumple una misma función global, formar el colectivo. Puede que uno aporte más a los demás individuos u “hojas” de su “árbol” pero eso solo se queda en reconocimiento y gratitud a él por parte de del resto de “hojas”, lo cual está bien, pero porque a uno le reconozcan más no implica mayor importancia, puesto que esa imagen de indispensabilidad es sólo una ilusión, todos hacemos lo mismo y podemos seguir aun con el abandono de algunos ya mencionados “indispensables”.


Esto nos lleva a plantearnos una cuestión, ¿entonces por qué destacar y por qué querer hacer algo para que tu nombre quede grabado o para conseguir un que tu vida halla servido a los demás?
Pues por esto último, cada hoja hace lo que está en ella por su copa, en su caso con existir les vale. El ser humano como ser social y comunitario debe hacer lo posible por su comunidad e intentar ayudar todo el que lo necesite o simplemente mejorar la calidad de vida tanto suya (por sobrevivir y adaptarse) como a su especie; ahora, el objetivo no debe ser el destacar por destacar, sino tener un propósito personal motivado por una causa buena, altruista en el mejor de los casos, para que la simbiosis individuo-colectivo sea beneficiada por ambas partes.


Otro punto en común es que nuestra “copa” como la de un árbol se agita por los agentes externos y puede destruirse por causas ajenas, cosa que parece muy cercana a ocurrir en los últimos tiempos, si bien este es otro tema que a lo mejor retomamos en otra ocasión.


Para acabar este monólogo diré una ultima cosa, una sugerencia al usuario que lea esto: la próxima vez que mires un árbol fíjate en su copa; al principio verás solo un par de hojas entre todo el tumulto pero cuando te fijas bien descubres cada componente en divina conexión con el resto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: