El Antuanismo

¿Qué es? Es la religión definitiva, la única sincera, adaptada a cada uno, en la que no nos oprimen ni nos obligan a hacer cosas que no queremos, que no nos marca nuestros límites ni nuestros conceptos morales.


La principal característica de esta religión es que no hay dios, no hay nadie por encima de nosotros, nosotros somos nuestros propios dioses. La mayoría de religiones cometen el error de crear a un dios, de elevar a un ser sobre los demás ¿No somos todos iguales?. Pues en el Antuanismo todos sí lo somos. El único requisito es no tener límites, no tienes que hacer lo que una persona de hace miles de años escribió basándose en las enseñanzas de un personaje que no se sabe si existió realmente. Por ésto tampoco debes venerarlo, venérate a ti mismo ya que tú eres el que te das todos tus logros, este podría decirse entre comillas que es el único mandamiento que tiene esta religión. A nosotros no nos gusta llamarlos mandamientos, ya que la propia palabra lo dice: “mandar”. Aquí cada uno es libre de hacer lo que quiera, por eso le llamamos a seguir el manifiesto hacia la omsinautna; dicho término es el estado de plenitud, el máximo esplendor de uno mismo.

¿Cómo formar parte? En esta religión a diferencia de otras, no necesitas acudir a ritos o ceremonias. Es una religión teórica, de actitud, toda persona con actitud (Siteb) puede formar parte de este conjunto.


El Siteb, es la actitud de la superación plena. Un ejemplo contrario de este término seria ese alumno que se conforma con el suficiente, con esto no  quiero decir que para formar parte de este conjunto tengas que ser un erudito, sino que haya esfuerzo, tienes que darlo todo para convertirte en tu propio dios. Un dios no puede ser alguien mediocre, tiene que ser alguien con actitud. Una célebre frase que muestra este pensamiento es: “El hombre, en un momento de orgullo, creó a dios a su imagen y semejanza.”. No creó a dios, se denominó a sí mismo como Dios, por eso es como un ser humano.


Manifiesto a la omsinautna:

-Venérate a ti mismo, dado que tú eres el que te haces ser lo que eres, si no te premias a ti ¿a quién vas a premiar?.

– Ridiculiza el término Dios, tienes que llegar al estado en que la palabra dios te resulte insignificante, este estado le llamamos Otab.


Si sigues estas pautas podrás llegar al omsinautna, nosotros no necesitamos garantizarte una vida perfecta tras la muerte para hacerte feliz, si tú consigues llegar hasta el último estado, serás feliz y no necesitarás nada, no tendrás miedo a nada, tú dominarás la vida, no la vida te dominará a ti.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: